¿Qué tan productivo puede ser el Home Office?

El Home Office también es conocido como trabajo virtual.

Antes de iniciar el trabajo en casa, asegúrate de contar con colaboradores que te apoyen en las actividades extras,

con diferentes habilidades, eficaces y eficientes, y desde luego, que también hagan Home Office.

Los beneficios de esta práctica son:

Podrás trabajar más rápido, evitarás el desgaste físico y emocional, y ahorrarás dinero y tiempo de transporte.

Si estudias o realizas algún deporte, el Home Office te permitirá administrar tu tiempo para cumplir satisfactoriamente todas tus actividades.

Puedes apoyar una buena causa. Tus colaboradores pueden ser personas con capacidades diferentes que no siempre pueden transportarte de un lado a otro.

Si eres madre o padre, trabajar te permitirá tener tiempo para tus hijos, sin dejar a un lado tu crecimiento profesional.

Como todo empleo, el Home Office requiere su disciplina, si no cumples con este requisito es posible que te enfrentes a varias desventajas:

Al no tener una buena comunicación con tus colaboradores, te arriesgarás a que las tareas o proyectos no estén a tiempo.

Si no estableces un horario fijo de trabajo, seguramente ocuparás todo tu día para terminar las labores, entre breves recesos y distracciones. Optarás por regresar a la oficina.

Es importante que asignes un lugar específico para trabajar y que éste se mantenga limpio y ordenado. Si trabajas en diferentes lugares de la casa, terminarás por salir corriendo de ahí.

No a todas las personas les funciona esta forma de trabajo, dependerá de tu personalidad y tu profesión, pero si sigues estos consejos, seguramente tendrás una buena experiencia.

TABA Marketing

  • Share: